Silvio Arribas, tiene 11 aƱos cuando grande quiere ser tenista, entrena entre tres a cuatro veces por semana, amante del helado de canela, las armas de fuego, el poker, no le gustan los tomates y su materia favorita es la matematica.