Felipe Castillo ha pasado toda su vida en ñuñoa, tiene su pieza llena de juguetes y cachureos, dibuja osos todo el día y sus amigos le decían Mafalda, ahora le dicen Playmobil y sus compañeros de colegio le decían Teletubbie.